No ser bueno más que para sí es no ser bueno para nada

Escrito por sandragln 29-10-2015 en Ética. Comentarios (0)

Siempre se habla de las “malas” y “buenas” personas…

En mi opinión podríamos hablar de buenas y malas acciones como parte del comportamiento humano; para ello siempre estamos influenciados por el entorno, la educación, la comunidad a la que pertenecemos…

Desde mi punto de vista las buenas acciones tendrían que formar parte del comportamiento humano, ya que podemos elegir como actuar.

Para ser buena persona, primero tienes que ser bueno contigo mismo, respetándote e intentando ser mejor cada día  y a la vez que vamos sembrando y obteniendo resultados, veremos que las buenas acciones tienen su gratificación.

El perfil de una buena persona es aquella que tiene un hueco en su vida para los demás y sin pedir nada a cambio; como ejemplo podríamos poner el amor desinteresado de una a madre hacia su hijo, anteponiendo el bienestar de su hijo al suyo propio.

En mi opinión yo creo que ser buenas personas merece la pena, porque nunca sabes cuándo vas a dejar de poder serlo. Hay que ser bueno en todos los aspectos, saber entender a las personas, muchas veces poniéndonos en su lugar; actuando de esta manera también aprendemos cosas nuevas, como ser buen ciudadano,  para llevarlo a cabo en nuestro día a día y a veces nos sirve también para reflexionar sobre algún hecho, hay que saber respetar, escuchar y apoyar la opinión de los demás… Si tú eres bueno, las personas de una manera o de otra te compensaran, entonces podrás llegar a ver que siendo bueno contigo mismo puedes llegar a conseguir muchos objetivos y que de cualquier forma podrás mostrarte solidario con el resto.

“No ser bueno más que para sí es no ser bueno para nada”. Voltaire.